Norwegian Sun navega al Puerto de San Antonio por problemas de seguridad en Valparaíso ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl 

@PortalPortuario


Por primera vez en su historia, Puerto San Antonio atenderá un crucero de grandes dimensiones en sus instalaciones. Se trata del Norwegian Sun, cuyo arribo estaba fijado para las 04.00 horas de este 25 de abril en Valparaíso, terminal que decidió omitir por problemas de seguridad.

La nave, de 258 metros de eslora, 31 de manga y 13 cubiertas, solicitó atracar en Puerto Central que le asignó el sitio 1 Costanera Sur, según confirmó una fuente de la naviera a PortalPortuario.cl.

Norwegian Cruise Line confirmó recalada en Puerto Central, donde tiene el sitio 1 Costanera Sur asignado desde el 24 de abril a las 23.00 horas hasta el 25 de abril a las 23.00 horas. No obstante, la nave debiera zarpar en itinerario alrededor de las 19.00 horas del 25 de abril rumbo a Coquimbo”, dijo la fuente.

La misma persona vinculada a la empresa aseguró que, dada la falta de garantías en Valparaíso, este martes 18 de abril se llevaron a cabo las últimas gestiones con las autoridades locales  de San Antonio y los ejecutivos del terminal para lograr una “recalada exitosa”.

“Lo anterior ya es público en San Antonio. Todas las autoridades locales han sido informadas y las coordinaciones necesarias para efectuar una recalada exitosa se empezaron a ejecutar desde ayer (martes 18)”, aseguró.

El Norwegian Sun, nave de bandera bahameña, puede alcanzar una velocidad máxima de 23 nudos. Su capacidad le permite trasladar a 2.400 pasajeros y 968 tripulantes.

La embarcación -cuya construcción costó 332 millones de dólares- cuenta con 326 camarotes interiores y 675 cuartos exteriores, además de otras 252 habitaciones con balcón.

Omisión de Valparaíso

La Norwegian Cruise Line decidió no enviar a Valparaíso, principal puerto de cruceros de Chile, al Norwegian Sun debido a las amenazas realizadas por los trabajadores portuarios de la Coordinadora Marítima-Portuaria  que, el pasado 13 de abril, aseguraron mediante un comunicado que “si no hay aforos en el puerto, tampoco habrá cruceros”. La actitud  de los estibadores deriva de la que -a su juicio- ha sido nula respuesta por parte de la Empresa Portuaria de Valparaíso de conceder la realización de fiscalizaciones a contenedores, pugna conocida como el conflicto por las “cargas limpias”, la cual fue zanjada a favor de la estatal por la Corte Suprema.

La misma nave, en lo que fue catalogado como un día negro para los cruceros en Valparaíso, no tuvo prioridad de sitio el pasado 9 de marzo en Terminal Pacífico Sur (TPS), donde acabó entrando después de que se terminaron las operaciones de un buque portacontenedores de la naviera MOL. Dado lo anterior, más de 1.200 pasajeros -en su mayoría de la tercera edad- debieron desembarcar en tenders desde la nave hasta un sector del Terminal 2, operado por Terminal Cerros de Valparaíso.

Dicho evento, además de las medidas de presión efectuadas por los portuarios que se vieron reforzadas por el comunicado del 13 de abril, fueron consideradas como inaceptables por la NCL que, el 15 de abril, dirigió una carta a Terminal Pacífico Sur y a la Empresa Portuaria de Valparaíso exigiendo un compromiso para realizar la operativa.

“Aunque nuestro objetivo sea mirar al futuro con una actitud positiva, dejando el pasado atrás, nosotros hemos recibido un comunicado de prensa con fecha 13 de abril que contiene declaraciones de los trabajadores portuarios de Valparaíso, amenazando de bloqueo, huelgas y no dejar operar a cualquier crucero que llegue a Valparaíso. Nosotros consideramos las amenazas anunciadas por sus trabajadores completamente inaceptables, estando completamente de fuera de nuestro control y, definitivamente, fuera de nuestra área de negocio”, indicó el capitán Luigi Razeto, Senior Vice President Marine Operations DPA de Norwegian Cruise Holdings.

“Por lo mismo, le pedimos un compromiso firme de que la llegada del Norwegian Sun ocurrirá sin ningún tipo de problema en la forma de una carta de garantía ejecutada por ustedes y, posiblemente, por el liderazgo de los sindicatos. Esta carta compromiso debe declarar claramente que durante la llegada del Norwegian Sun, el 25 de abril, tendremos la total garantía desde el terminal y los grupos involucrados de que no haya ningún problema ni interrupción de ningún tipo”, añadió el ejecutivo.

“Esperamos que entiendan nuestra preocupación y el hecho que nosotros no podamos ser tomados como chivos expiatorios o rehenes en negociaciones ajenas a nuestro negocio, esperamos que consideren esta materia tan seriamente como nosotros”, enfatizó.

Pese a esta petición, y a un acercamiento entre la naviera, la estatal y el terminal, la Norwegian Cruise Line decidió que el Norwegian Sun, que  este miércoles 19 de abril se encuentra atracado en el Muelle Mardones de Punta Arenas, arribara a  Puerto Central dada la incertidumbre generada por las presiones de los estibadores locales.

De hecho, al contrario de lo solicitado por la naviera y de las eventuales garantías dadas por los ejecutivos de Valparaíso, fueron los propios portuarios que insistieron -mediante una carta dirigida a EPV- en que no atenderían cruceros hasta no tener una solución a sus demandas por las cargas limpias.

En ese escrito, los dirigentes reiteraron lo ya dicho en su comunicado del 13 de abril en el que informaron la decisión de revertir el compromiso adoptado con el gerente general de Valparaíso Terminal de Pasajeros, Juan Esteban Bilbao, y el gerente general de DMC Chile, Claudio Nast, a quienes les aseguraron el 20 de marzo que no habría más bloqueos.

Esta posición, incluso, fue validada -pese a la misiva- por Sergio Baeza, presidente de la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi) y vocero de la Coordinadora Marítima de Valparaíso, quien desconoció la carta y aseguró  a PortalPortuario.cl que se iba a cumplir con el compromiso de no bloquear a las naves de pasajeros, por lo que el Norwegian Sun “puede venir cuando quiera y trabajar tranquilo en Valparaíso”, lo cual -esta vez- hará en el vecino Puerto de San Antonio.


 

A %d blogueros les gusta esto: