Azamara Quest se convierte en el primer crucero de Royal Caribbean en arribar La Habana ¿Encontraste un error? Avísanos


El Azamara Quest se convirtióen el primer barco de la compañía estadounidense Royal Caribbean Cruises en atracar en el Puerto de La Habana.

El crucero, con capacidad para 690 huéspedes, arribó este viernes a la capital cubana, lugar en el que permaneció durante la noche para partir este sábado de vuelta a Miami.

Con la llegada del Azamara Quest, la empresa dio a inicio a sus visitas a Cuba, luego de que en diciembre de 2016 fuera autorizada a operar en la Isla, informó On Cuba.

De esta forma, Royal Caribbean Cruises se convirtió en la cuarta compañía norteamericana de su tipo en realizar viajes a La Habana. Antes lo habían hecho Carnival –cuyo crucero Adonia fue el primero en llegar proveniente de los Estados Unidos en más de 50 años–, Pearl Seas y Norwegian Cruise.

En el recibimiento oficial del Azamara Quest, realizado en la terminal de cruceros Sierra Maestra, Adam Goldstein, presidente y director de operaciones de Royal Caribbean Cruises, celebró la llegada del primer barco de su compañía a la rada habanera y confirmó el propósito de mantener a Cuba entre sus destinos.

La empresa tiene prevista una decena de itinerarios que incluyen a la Isla, tanto de su marca homónima como de la línea Azamara Club Cruises, a la que pertenece el crucero que arribó esta mañana.

Al anunciar el comienzo de sus viajes a La Habana, Larry Pimentel, Presidente y CEO de Azamara, dijo que Cuba ha sido un destino deseado durante años y que su compañía, como una de las primeras líneas de cruceros de los Estados Unidos, espera “llevar a los clientes a este maravilloso país” en una “oferta importante que va a tener un impacto real con nuestros huéspedes más leales”.

Ya en la Isla, Pimentel agradeció a las autoridades marítimas cubanas y mostró su complacencia por viajar hacia un destino que despierta gran interés en sus clientes por su cultura, música, clima y belleza natural.

Por su parte, el portugués José Vilarinho, capitán del Azamara Quest y quien lleva 3 años y medio con Royal Caribbean, señaló  que “estar en Cuba es un sueño para mí y también para mi compañía. Estamos completamente llenos y con una tripulación muy animada y ansiosa de conocer La Habana. Me gustaría felicitarlos por el excelente puerto que tienen y la destreza de sus prácticos”.

Azamara Club Cruises ya ha anunciado nuevos viajes de este crucero a la Isla en noviembre. Ese propio mes comenzará a viajar a La Habana el Emperatriz del Mar, un barco de la línea Royal Caribbean International con capacidad para unos dos mil pasajeros, en un trayecto de cuatro noches y cinco días que parte de Tampa, Florida, e incluye otros puertos de la región.

Las llegadas de cruceros han contribuido al aumento de los visitantes de los Estados Unidos a la Isla en los últimos meses. Ello, a pesar de que los habitantes de ese país no pueden visitar Cuba como turistas, sino acogerse a una de las doce categorías autorizadas para ello por el gobierno estadounidense.

Las autoridades cubanas prevén un incremento general de las operaciones de cruceros en Cuba en los próximos meses, así como la llegada de 4,2 millones de turistas en 2017.

A %d blogueros les gusta esto: