Portuarios de Valparaíso levantan nueva amenaza contra industria de los cruceros ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl 


Los trabajadores portuarios de Valparaíso levantaron una nueva amenaza para la industria de cruceros al asegurar que volverán a entorpecer la operatoria de este tipo de naves, revirtiendo su promesa de no hacerlo.

Por medio de una declaración, la Coordinadora Marítimo-Portuaria de Valparaíso, que agrupa a los sindicatos Nº1 de Estibadores, TPS1, TPS2, Ultraport, Uniport y Auxiliares de Embarque, dieron a conocer que retiran su compromiso de no realizar nuevas acciones en contra del crucerismo dado a que sus demandas sobre la realización de aforos en el muelle de Terminal Pacífico Sur no ha tenido respuesta favorable.

“Si no hay aforos en el puerto, tampoco habrá cruceros. Como organización lamentamos profundamente adoptar nuevamente esta decisión. Sin embargo, pese a que en la reunión sostenida, el pasado 20 de marzo, con el gerente del VTP Juan Esteban Bilbao y Claudio Nast de DMC, nos comprometimos a otorgar tranquilidad a los cruceros, hemos decidido revertir está decisión ya que el conflicto de los aforos no ha sido solucionado”, sostuvieron los trabajadores de la estiba.

Los sindicatos aseguraron que “hemos sido discriminados, nuestros derechos han sido totalmente vulnerados y pese a que existen grandes irregularidades en este proceso, misteriosamente nadie ha sido capaz de hacer algo al respecto. La Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), ha incurrido en diversos errores, contradicciones, ha hecho que el puerto pierda competitividad, que los trabajadores veamos disminuidos nuestros turnos, producto de su decisión arbitraria e incomprensible de enviar los aforos a la ZEAL”.

“Hemos descubierto una serie de situaciones que no corresponden, como que en la ZEAL no se estaría aforando según las propias declaraciones del presidente de la EPV, Raúl Urzúa, por lo que se estaría burlando el aporte al fisco de devolución del 101 por ciento a la que se comprometió AZVI con el estado cuando se adjudicó esa concesión y además, la existencia de una ZEAL 2. Extraordinariamente, a pesar de todo lo mencionado, nadie ha sido capaz de frenar el actuar de estos ineficientes ejecutivos”, agregaron.

“El gerente de la EPV, Gonzalo Davagnino, continúa mintiendo, ahora último, al otorgar seguridad de operación a los representantes de las industrias de cruceros. Cómo puede emitir este tipo de declaración si no ha sido capaz de conversar con nuestra organización y requerir algún acuerdo”, acusaron.

“Como organización estamos cansados, hemos entregado por años una paz social al puerto que jamás ha sido reconocida. Por ello, es importante comunicar que esta decisión y todas las medidas que hemos adoptado en lo que concierne al tema de los aforos, han sido y serán siempre en respuesta a la desesperación por defender nuestra fuente laboral”, aseguraron.

“Finalmente, la Coordinadora Marítima Portuaria, se encuentra en estado de alerta y continuaremos sosteniendo que, si no hay aforos en el puerto de Valparaíso, no hay cruceros”, insistieron.

Cabe recordar que estos bloqueos generaron malestar internacional en la industria de cruceros que advirtió que Valparaíso podría perder recaladas y salir de las rutas de continuar este tipo de incidentes.

Los incidentes

El 15 de febrero, los trabajadores cerraron los accesos del sector Muelle Prat de Terminal Pacífico Sur, impidiendo el paso de los buses con pasajeros que desembarcaron ese día desde el Crown Princess.

Semanas más tarde, ese mismo terminal protagonizó otra situación conflictiva con la industria de cruceros, luego de que el Norwegian Sun no tuviera prioridad de sitio, por lo que 1.700 pasajeros, en su mayoría de la tercera edad y con dificultades de desplazamiento, debieron bajar en naves tender al T2 para luego ser transferidos al Valparaíso Terminal de Pasajeros, donde se evidenció alta congestión e incluso, unos 50 turistas, decidieron abandonar sus equipajes para no perder conexiones aéreas en el aeropuerto de Pudahuel, en la vecina región de Santiago.

Previo a estos dos hechos, pero por otros motivos distintos a las cargas limpias, un grupo de trabajadores bloqueó accesos del Terminal 2 en el mismo sector del Muelle Prat, impidiendo por momentos la operatoria de una nave de pasajeros atracada en el Terminal 1.

Otras situaciones similares, también asociadas a conflictos laborales, se produjeron por los mismos días en Puerto Montt y Punta Arenas.

La seguidilla de hechos fueron abordados por la industria de cruceros en la última Seatrade de Miami, donde los puertos chilenos se comprometieron a “normalizar” la “crisis de los cruceros”.  

De cumplirse la amenaza de los portuarios, la nave que volvería a verse perjudicada por la acción de los trabajadores sería la Norwegian Sun, programada -según la planificación naviera de la Empresa Portuaria Valparaíso- para el póximo 25 de abril a las 04.00 AM.

 

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: