Diputado Osvaldo Urrutia acusa a TPS de sabotear industria de cruceros en Valparaíso ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl 


El diputado de la UDI, Osvaldo Urrutia, acusó que el concesionario del Terminal 1 del Puerto de Valparaíso, Terminal Pacífico Sur, está “saboteando” a la industria de los cruceros en la ciudad.

El parlamentario virtió sus declaraciones en el Congreso Nacional a propósito de los 1.700 pasajeros del Norwegian Sun que debieron desembarcar en el sector varadero de Terminal Cerros de Valparaíso a través de lanchas tipo tender debido a que el crucero no tuvo prioridad de sitio en el T1. 

Si bien desde la Empresa Portuaria Valparaíso se explicó que la situación se originó debido a que la nave de pasajeros llegó a la ciudad fuera del calendario oficial de la temporada 2016-2017, el parlamentario fue enfático en señalar que este hecho constituye un “daño irreparable a la industria de los cruceros”.

“La situación es gravísima, esto es un atentado, un verdadero sabotaje a la industria de turismo. Esto si lo sumamos al problema que hubo hace 15 días cuando funcionarios o trabajadores del Terminal 1 cerraron las puertas e impidieron la salida de otros turistas, cerca de 2 mil turistas que no pudieron salir y se encontraron atrapados por más de 3 horas en el Terminal 1, sumado a esto que el buque no puede atracar y los pasajeros tienen que ser bajados en lancha con los riesgos que eso tiene, sumado a la solicitud de aumento de tarifa por pasajeros, queda demostrado que los concesionarios del Terminal 1, TPS, no quieren la industria de cruceros, no quiere que funcione, no quieren que lleguen más cruceros a Valparaíso y eso me parece gravísimo es, como digo, un verdadero atentado al Puerto de Valparaíso, a la ciudad y eso me parece inaceptable”, aseguró Urrutia.

Terminal 2

Frente a este escenario, el parlamentario hizo un llamado a las autoridades a tomar cartas en el asunto y, por otro lado, expresó la necesidad de avanzar en la construcción del proyecto de expansión del Terminal 2 y de un muelle dedicado a cruceros para, a su juicio, “frenar los abusos”.

“Esto le da fuerza a seguir avanzando con la construcción del Terminal 2 que es importante para tener competencia y evitar estos abusos. En la medida que tengamos otro terminal portuario y que los cruceros puedan recalar allí o construir un terminal para cruceros turísticos que es la solución que se está pensando para Valparaíso, pero mientras eso ocurre, tenemos que seguir usando el Terminal 1 para estos cruceros de gran eslora que no pueden quedar a la gira con las dificultades que eso tiene”, afirmó.

Explicaciones a la industria 

Osvaldo Urrutia, además apuntó que en un par de semanas, Chile participará de la feria Seatrade de Miami, donde debido a los inconvenientes que se han presentado para la atención de cruceros, el país deberá “dar explicaciones”.

“En unas semanas va a ocurrir en Miami un cruceros, donde los chilenos tendrán que dar explicaciones de lo que está ocurriendo en Chile y todo esto ha sido provocado por un concesionario, lo que parece inaceptable (…) y él ha provocado todos estos problemas, atentando contra un modelo de desarrollo del Puerto de Valparaíso, si Valparaíso es una ciudad patrimonial, dentro de otras cosas, para que nos vengan a ver, para que vengan los turistas (…), este es un daño irreparable a la industria, a la credibilidad de Valparaíso, a la imagen de Valparaíso, a la imagen de Chile y esto no puede seguir siendo aceptado”, enfatizó.

Operativa 

A raíz de los comentarios del diputado, PortalPortuario.cl tomó contacto con Terminal Pacífico Sur, pero la empresa declinó a emitir declaraciones.

Sin embargo, de acuerdo a antecedentes recopilados por este medio, la nave Mol Paradise, de 295 metros de eslora, que tenía una ventana de cinco turnos; es decir de 40 horas, fue atendida en 32 horas para permitir el atraque del Norwegian Sun que, originalmente, no estaba incluida para esta fecha en el itinerario de la temporada de cruceros de Puerto Valparaíso.

De esta manera, TPS aceleró el proceso de atención, alcanzando un rendimiento promedio de 75 movimientos por hora, lo que facilitó el remate de la nave, que transfirió 2.450 contenedores, ocho horas antes.

A %d blogueros les gusta esto: