Presidente de Puerto Barcelona dice que no entiende “obsesión” por reducir cruceros


El presidente del Puerto de Barcelona, ​​Damià Calvet, ha criticado a la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, que propuso que se reduzca el número de cruceros en Barcelona. Calvet ha avisado de que estos pronunciamientos preocupan a las empresas, que temen por la “seguridad jurídica”.

“No entendemos esta obsesión con los cruceristas “, ha afirmado el exconseller en una entrevista en EFE. Calvet enmarca las recientes palabras de Colau contra este tipo de turismo en un ambiente de precampaña electoral de cara a las municipales del próximo año.

Calvet defiende que los cruceristas representan apenas el 4% de los turistas de Barcelona. “Es decir, que si vas a un sitio masificado con 100 personas y sacas cuatro, siguen quedando 96”. “Con todo, este 4% tiene un impacto económico y laboral inmenso en la ciudad 1.000 millones de facturación y unos 9.000 empleos directos e indirectos”, ha subrayado el representante portuario.

En cuanto al impacto ambiental de los cruceros, Calvet considera que “está muy delimitado, entre otras cosas porque está muy vigilado, los cruceros concentran el 0,73% de las emisiones de óxidos de nitrógeno en Cataluña y el 0,23% de emisiones de partículas contaminantes”.

El presidente del Port considera que el modelo para los cruceros en Barcelona de 2018 del Ayuntamiento -ya encabezado por Colau, recuerda- es “modélico”, porque permite concentrar los barcos en siete terminales en el Muelle Adosado, lo que también permite “abrir el Muelle Barcelona en la ciudad”.

“No podemos estar diciendo un día una cosa y otra, otra, dando mensajes equivocados. Cuando las navieras escucharon que el Ayuntamiento quería limitar a los cruceros lo primero que hicieron fue llamar al Puerto”, lamenta el ejecutivo.

Calvet destaca que para 2022 están previstas unas 800 escalas de cruceros en el Puerto, las mismas que antes de la pandemia, si bien los cruceristas son menos que entonces porque las naves tienen menor demanda .

En la mesa constituida para regular los cruceros, de la que forman parte Ayuntamiento, Generalitat, gobierno del Estado y Puerto y que ya se ha reunido una vez a mediados de julio, Colau propuso limitar los cruceros que llegan a la ciudad en tres al día.


 

Compartir

Translate »