Líneas de cruceros mantienen lucha para reanudar viajes desde Florida y Texas


Las compañías de cruceros de Estados Unidos están luchando para reanudar los viajes desde los puertos de Florida y Texas en julio a medida que la pandemia disminuye, pero sólo para pasajeros vacunados. Sin embargo, tanto los estados como los gobernadores no les permitirán exigir una prueba de vacunación.

Hasta ahora, ninguna de las partes ha parpadeado, incluso cuando dos pasajeros en uno de los primeros cruceros que zarparon desde América del Norte desde la pandemia de Covid-19 dieron positivo esta semana, consignó la Agence France-Presse (AFP).

Florida “es la capital mundial de los cruceros”, con miles de millones de dólares en ingresos y miles de puestos de trabajo en juego, dijo Doug Parker, editor del sitio web Cruise Radio.

“Sería un gran golpe si no pudieran llegar a un acuerdo” y los cruceros “tendrían que empezar a navegar desde otros puertos que los aceptarían, porque estos barcos están tratando de hacer lo correcto”.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. actualmente requiere que más del 95% de los pasajeros y la tripulación estén vacunados para que las líneas de cruceros eviten el requisito de los viajes de prueba.

El principal obstáculo ahora para los cruceros que salen de Florida proviene del gobernador republicano, Ron DeSantis, quien convirtió a su estado dependiente del turismo en uno de los primeros en eliminar las restricciones pandémicas.

El mes pasado promulgó un proyecto de ley que prohíbe a las empresas exigir “pasaportes” de vacunación, impidiéndoles requerir que los empleados presenten pruebas de inoculación y amenazando con multas por incumplimiento que podrían ascender, para las líneas de cruceros, a 5.000 dólares por pasajero.

La medida entra en vigencia el 1 de julio, justo cuando las líneas esperan reanudar sus operaciones después de un año en el que el Covid-19 causó estragos en su industria.

“Mientras que el gobernador, por un lado, quiere que se recuperen los empleos y el turismo … (él) es su peor enemigo, porque también dice que no se puede pedir la misma prueba”, señaló Parker.

Para los críticos de DeSantis, la suya es una decisión política destinada a ganar los votos de los simpatizantes de Donald Trump, muchos de ellos escépticos de las vacunas, antes de una posible campaña de reelección en 2022.

Con las tres líneas de cruceros más grandes del mundo todas con sede en Miami, los próximos meses ofrecen un calendario de requisitos de salud confusos y cambiantes, con un conflicto casi seguro.

Carnival Cruise Line requerirá la vacunación en los cruceros que parten de Texas, otro estado liderado por los republicanos que se ha apresurado a eliminar las restricciones de Covid-19, pero Carnival no ha proporcionado información detallada sobre un crucero que saldrá de Miami el 4 de julio.

Esta semana, Norwegian Cruise Line, que ha amenazado con abandonar los puertos de Florida por completo, desafió directamente al gobernador diciendo que exigiría pruebas de vacunación en todos sus cruceros. Mientras tanto, la tercera gran línea de cruceros, Royal Caribbean Group, dio marcha atrás.


 

Compartir

Translate »