Hurtigruten presenta su nuevo protocolo a bordo ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Cruises News Media Group


Hurtigruten ha activado una serie de protocolos de actuación que se llevarán a cabo para garantizar la seguridad a bordo tanto de los pasajeros como de los tripulantes de sus cruceros.

En primer lugar y a la hora de embarcar, la compañía solicitará al viajero que entregue un cuestionario médico para detectar que no ha estado en contacto con nadie que haya dado positivo en Covid-19 en los últimos 14 días, que no corre riesgo de enfermar, que no tiene problemas de salud graves, y se tomará la temperatura antes de subir a bordo.

En caso de detectar un posible caso de Covid-19 en Bergen, se contactará con el equipo médico para realizarle las pruebas necesarias y en caso de dar positivo, no podrá acceder al buque.

El número máximo de pasajeros y tripulantes a bordo de los barcos se verá reducido para asegurar la mayor seguridad y la protección de acuerdo con las medidas que establece la Ley. También, se eliminarán los bufés y se servirán los platos en la mesa, se incorporarán más turnos de comida en los restaurantes para que en cada turno haya menos comensales, se reducirá el acceso a las áreas públicas y se dispondrán de marcas en el suelo que ayuden al usuario a mantener las distancias de seguridad con el resto de los huéspedes, sin olvidar las recomendaciones de seguridad que se llevarán a cabo por el personal, ya sea en las pantallas de información, por megafonía o en persona, para reducir el riesgo de infección.

En cuanto a los procedimientos de limpieza, Hurtigruten ha intensificado la limpieza y la desinfección a bordo, teniendo en cuenta que siempre ha demostrado rectitud en este aspecto y ha tenido resultados positivos durante décadas con los controles que se han realizado, ya fueran programados o sin previo aviso.

Por ejemplo, se tomarán muestras microbiológicas regulares y se enviarán a los laboratorios para su análisis, además de utilizar luz ultravioleta para analizar las superficies de los camarotes, las cocinas y las zonas comunes, entre otras dependencias. Asimismo, cada barco contará con un equipo especializado y dedicado a garantizar que las áreas comunes se limpien y desinfecten continuamente.

A bordo se ha reservado un número de camarotes que sirvan específicamente para el aislamiento en caso de que sea necesario. Esto significa que si algún viajero nota algún síntoma o hay alguna sospecha de que haya una infección a bordo, se aislará rápidamente al individuo en cuestión. Asimismo, Hurtigruten está en contacto continuo con todos los puertos que se visiten y tiene acceso a los hospitales y al personal sanitario en tierra, si fuera necesario.

En cualquier caso, a la tripulación se le someterá continuamente a una prueba antes de comenzar su jornada laboral y en caso de haber una sospecha de algún caso a bordo, se realizarán chequeos de fiebre a todas las personas que se encuentren en el buque sin previo aviso.

En cuanto a las medidas de protección de los empleados, toda la tripulación ha completado recientemente el curso oficial Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud para realizar correctamente todos los procedimientos de higiene y control de infecciones, además de seguir en todo momento las directrices nacionales del Instituto Noruego de Salud Pública.


Compartir

Translate »